… suena como si bailaran pétalos de rosa por los aires ….

(Besucher des Glockenmuseums Grassmayr)

Si se toca una campana una vez en un punto, entonces resuena una “cascada” con diferentes tonos parciales. El espectro de tonos de una campana es complejo. Los niños describen a las campanas con „tan-tan“. ¡Sin embargo, es casi imposible el hecho que en un solo toque resuenen aprox. 50 tonos parciales diferentes de una campana!

 

El secreto de las campanas GRASSMAYR radica en su cuerpo especial (forma de la campana) y en la producción. El reto radica en armonizar los tonos parciales característicos diferentes tanto dentro de una campana así como en el repique de varias campanas entre ellas. La disposición de las notas de una campana octava está caracterizada esencialmente por el tono de golpe audible (tono nominal), la octava inferior, la prima, la tercera, la quinta, la octava superior, la duodécima, la octava doble, la triple octava, etc. Otra característica de calidad de las campanas GRASSMAYR es su reverberación continua larga intensa (tiempo de persistencia del sonido).